¿EL MERCADO DE VALORES DOMINICANO SE HA CONVERTIDO EN EL “FIAO” DEL SECTOR PÚBLICO?

Luego de más de doce años de la promulgación de la Ley No. 19-00 sobre el Mercado de Valores en la República Dominicana, el mercado dominicano de capitales sigue en vía de desarrollo. En nuestro país aún no se transan títulos patrimoniales de oferta pública (acciones, cuotas de fondos de inversión). Pero quizás la característica más distintiva del mercado de valores dominicano es el rol protagónico que hoy juegan las instituciones públicas como emisores. A través de los años, las emisiones de valores de empresas del sector privado se han visto eclipsadas por las emisiones de deuda del Ministerio de Hacienda y del Banco Central, que son por mucho, los principales emisores.

¿El “Fiao” del gobierno?

El mercado de valores se ha convertido en un verdadero “fiao” para el sector oficial dominicano. Tan sólo hay que analizar las estadísticas disponibles del mercado bursátil de valores[1] (el mercado extrabursátil dominicano es extremadamente opaco y existen pocas fuentes estadísticas disponibles al público). Tome en cuenta que estas estadísticas bursátiles (por lo regular) no incluyen el mercado primario de deuda pública, ya que casi siempre, los valores del Ministerio de Hacienda y del Banco Central se colocan primariamente fuera de bolsa.

Tabla 1

Volúmenes y porcentajes anuales transados en bolsa, por tipo de emisor[2]

(En DOP)

Año/Tipo de Emisor Sector Privado Sector Público % Sector Privado % Sector Público

 

2005 1,144,481,386.98 25,517,679.07 97.82 2.18
2006 1,180,736,900.46 493,562,350.00 70.52 29.48
2007 7,251,506,860.61 8,163,081,098.56 47.04 52.96
2008 8,323,697,082.36 34,647,641,442.46 19.37 80.63
2009 4,867,280,698.45 22,859,360,250.98 17.55 82.45
2010 7,971,472,849.14 32,710,619,407.89 19.59 80.41
2011 8,651,002,310.00 61,868,521,612.99 12.26 87.73

 La Tabla 1 demuestra como el año 2007 marcó el umbral a partir del cual los valores negociables de emisores del sector público (conocidos como emisores diferenciados nacionales) comenzaron a superar en volumen a las operaciones de valores emitidos por empresas del sector privado. Para el 2011, las compraventas de títulos de emisores diferenciados nacionales aumentó en un 89% respecto del año anterior.

Las operaciones de valores de emisores del sector público englobaron casi el 88% del total negociado en bolsa durante todo el año. Es decir, que de cada diez pesos (DOP 10) negociados durante el 2011 en el mercado de valores bursátil dominicano, alrededor de ocho pesos con setenta centavos (DOP 8.70) corresponden a valores (letras, bonos, certificados) del Ministerio de Hacienda o del Banco Central.

Asimismo, de los más de DOP 61mil millones que se negociaron de títulos de emisores oficiales en el 2011, el 92.75% corresponden al Banco Central de la República Dominicana. El 7.25% restante al Ministerio de Hacienda. Es decir, que el Banco Central es el emisor estelar en el mercado secundario bursátil de la República Dominicana.

La gráfica 1 muestra cómo las operaciones del mercado bursátil (mayormente el mercado secundario) han sido avasalladas por los valores de emisores diferenciados nacionales durante los últimos cuatro años.

Si analizamos el volumen de colocaciones en el mercado primario[3

] bursátil versus lo transado en el mercado secundario bursátil, la historia es similar. Las emisiones primarias (o nuevas colocaciones) en el mercado bursátil (relacionadas principalmente con los emisores del sector privado) representaron en 2011 aproximadamente un 9.90% del total general transado, en contraste con el moto transado en el mercado secundario (90.10%). Es decir, que de cada cien pesos (DOP 100) transados el año pasado en el mercado bursátil de valores, las emisiones primarias de bonos corporativos representaron apenas menos de diez pesos (DOP 10).

Esto revela dos cosas: primero que las operaciones sobre valores del sector oficial domina en el mercado secundario bursátil de valores. Segundo, que las políticas públicas implementadas para revitalizar el “entorno societario” y estimular mayores emisiones de oferta pública de empresas del sector privado parecen no estar funcionando adecuadamente.

Los valores de empresas del sector privado se diluyen como inversión de los fondos de pensiones.

La escases de emisiones de valores de empresas del sector privado en contraposición con la sobreabundancia de límites de inversión para los valores de emisores del sector público, se refleja en la composición de las carteras de inversiones de los fondos de pensiones. Al 30 de Junio de 2012, solamente el 3.35% de los fondos de pensiones estaban invertidos en empresas del sector privado no financiero (es decir, en empresas de la economía real). Como demuestra la Tabla 2, cada año un porcentaje menor de las carteras de los fondos de pensiones está invertida en valores de empresas del sector privado no-financiero. Por ejemplo, 5 años atrás, al 30 de Junio del 2008, había 3 veces más (en términos porcentuales) invertido en empresas del sector privado no-financiero de lo que existe a la misma fecha del año corriente (10.4% en 2008 en contraste con 3.35% en 2012).

Tabla 2.

Composición de la Cartera de Inversiones de los Fondos de Pensiones por Emisor

(en DOP, al 30 de Junio de cada Año)

(Fuente: SIPEN)

 

Porcentaje (%)
EMISOR 2012 2011 2010 2009 2008
Ministerio de Hacienda 11.19 9.96 9.5 0 0
Banco Central 47.62 47.7 39.84 39.56 29.37
Bancos Múltiples 26.4 22.46 29.66 31.8 43.1
Asociaciones de Ahorros y Préstamos 6.97 9.89 8.33 11.06 6.81
Bancos de Ahorro y Crédito 1.03 1.24 2.03 3.92 6
Banco Nacional de Fomento a la Vivienda y la Producción 3.44 4.1 5.44 5.57 4.32
Empresas Privadas 3.35 4.64 5.21 8.09 10.4
TOTAL 100 100 100 100 100

Mientras tanto, desde que se nacionalizó hasta el 15% de las carteras de los fondos de pensiones para financiar el déficit púbPerdón: desde que se aprobó que hasta el 15% de los fondos de pensiones se inviertan en valores del Ministerio de Hacienda, la composición de la cartera de los fondos de pensiones está más concentrada en los valores emitidos por emisores diferenciados nacionales. El límite de inversión autorizado para valores del Banco Central es de hasta un 50% de los fondos de pensiones.

Podemos apreciar que al 30 de junio de 2012, el 58.81% de los fondos de pensiones estaban invertidos en valores negociables del Ministerio de Hacienda y del Banco Central. Es decir, los fondos de pensiones están financiando gran parte de los déficits fiscal y cuasi-fiscal. Esto evidencia una concentración excesiva en el sector público (sin tomar en cuenta que el Banco Central debe ser capitalizado por el gobierno central).

Según datos de la Dirección de Crédito Público, al 30 de junio de 2012, de los DOP 162,115.3 MM de deuda pública interna del gobierno central en circulación, el 10.7% se encontraba en manos de los fondos de pensiones.[4]

Desde otra óptica, podemos apreciar que a la misma fecha, el 85.46% de los fondos estaban concentrados en el sector financiero nacional compuesto por el Banco Central, las entidades de intermediación financiera y el BNV. Esto significa, que en caso de una crisis bancaria, las pensiones de los afiliados podrían verse significativamente afectadas. Peor aún, podrían utilizarse para realizar un salvamento de alguna institución en peligro de quiebra.


[1] La segunda categorización importante del mercado de valores es entre mercado primario y mercado secundario. La Ley No. 19-00 sobre Mercado de Valores establece que: “se entenderá por mercado primario, las operaciones que envuelven la colocación inicial de emisiones de valores, mediante las cuales los emisores obtienen financiamiento para sus actividades. Por otro lado, se entenderá por mercado secundario, las operaciones que envuelven la transferencia de valores que previamente fueron colocados a través del mercado primario, con el objetivo de propiciar liquidez a los tenedores de valores.” En una colocación del mercado primario, el emisor recibe el dinero de la inversión (compra del bono o la acción). En el mercado secundario (cuando se vende de “segunda mano”, el emisor no recibe el dinero. Lo recibe quien había invertido en el bono o la acción.

[2] Según las estadísticas, se encuentran en manos de las administradoras de fondos de pensiones (AFP), pero estas invierten por cuenta de los fondos de pensiones y las inversiones pertenecen a los fondos.


[3] El mercado bursátil incluye todas las operaciones que se realizan a través de una bolsa de valores o bolsa de productos. El mercado extrabursátil comprende las operaciones realizadas fuera de bolsa. Esto incluye las colocaciones primarias adquiridas directamente del emisor (“over the counter”-OTC) y los valores negociados directamente por los intermediarios de valores, fuera de bolsa.

[4] Fuente: Memorias Anuales de la Bolsa de Valores de la República Dominicana, S. A.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: